viernes, 8 de julio de 2011

Dentro del hotel "Gardenias" de Acayucan

Padre enloquecido por los celos

mató a puñaladas a sus dos hijos




Acayucan.- Padre desnaturalizado mató a puñaladas a sus dos hijos de 5 y 12 años respectivamente en venganza porque presuntamente la mujer lo abandonó y confesó que no se arrepiente de haberles quitado la vida.
Los hechos ocurrieron en un hotel denominado “Gardenias” ubicado cerca de la terminal de Acayucan a donde el hombre llevó a sus hijos, una niña de 5 años y el varón de 12 y cegado por la ira los mató.
El padre homicida se llama Sergio Bernardo Hernández López de 33 años de edad y quien tenía su domicilio en la comunidad de Nacaxtle, perteneciente al municipio de Hueyapan de Ocampo.
De acuerdo a las primeras investigaciones, el hombre llegó con los dos menores de nombres Gloria y Sergio Samuel y solicitó la noche del jueves 7 de julio un cuarto en el hotel ya mencionado.
El hombre cayó en contradicciones, pues dijo que su mujer de nombre Santa Ramírez Santiago de 29 años de edad se había ido a trabajar de mesera a Cabo San Lucas y luego dijo que los había abandonado y se había fugado con otro hombre.
Fue alrededor del medio día cuando los encargados del hotel se percataron que el sujeto huía del lugar con rastros de sangre, por lo que llamaron a la policía y a los servicios de emergencia, descubriendo los cuerpos de los menores apuñalados y el de la niña ya degollada.




“PAPI, NO ME MATES”


En entrevista el homicida confesó que su mujer se había ido a Los Cabos San Lucas, en compañía de otro hombre por lo cual se llenó de coraje. Al ver a sus hijos acostados primero mató a la niña la cual estaba dormida, por lo que le asestó varias puñaladas, aun cuando la menor pidió clemencia al decirle “papi no me mates”, fue cuando decidió degollarla.
Cínicamente expresó que con Sergio Samuel de 12 años batalló un poco, pues su hijo trató de defenderse y sólo logró asestarle 5 puñaladas.
Dijo el homicida que al ver lo que había hecho decidió escapar, pero los encargados del hotel dieron aviso oportuno a la policía, la cual afortunadamente logró la detención de asesino.
Fueron paramédicos de la Cruz Roja que trasladaban de emergencia al hospital general Oluta Acayucan al menor Sergio Samuel, donde debido a las graves heridas murió momentos después de ingresar al hospital.
Al lugar del horrendo crimen llegó el Agente del Ministerio Público, quien tomó conocimiento de los hechos lo mismo que servicios periciales, quienes levantaron el cuchillo con el cual este hombre acabó con la vida de sus hijos. (Texto y fotos tomados de Coatza Digital/ 08 de julio del 2011).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada